Un poco de historia

El tráfico de mujeres en América Latina se remonta a la época de la conquista, cuando los españoles entregaban el botín de mujeres al vencedor, dando origen así a un comercio sexual (cfr. Iglesia, 1987). Posteriormente, en tiempos de la colonia, se establecieron las primeras normas por las cuales se castigaban dicha actividad y el proxenetismo con penas que podían llegar hasta la muerte.

Varios siglos después, a fines del siglo XIX, y durante todo el siglo XX, pero de manera acentuada después de cada guerra mundial, la trata de mujeres con fines de explotación sexual continuaba. Las víctimas eran las mujeres europeas que, presas del hambre y el horror de la guerra, eran blanco fácil para los traficantes. Esto llevó a denominar el delito como trata de blancas. Desde 1889, operaban en Argentina redes de traficantes y en 1903, algunas organizaciones civiles presentaron un proyecto de ley para controlar la inmigración e impedir el tráfico, pero no será hasta 10 años después que el Congreso de la Nación apruebe una ley referida al tema.

Durante lo que va del siglo XXI, la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual se ha incrementado en una elevada proporción. Los informes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), estiman la Trata en cuatro millones de mujeres reclutadas cada año y dos millones de niñas (Ulloa Ziáurriz, 2007). En Argentina, según el informe de la Oficina para el Monitoreo y Lucha contra el Tráfico de Personas (2007), la falta de una ley nacional contra la trata de personas impedía “la recolección de datos y estadísticas a nivel nacional y [hacía] difícil evaluar los esfuerzos argentinos en contra de la trata de personas”. No obstante, puede asegurarse que dentro de Latinoamérica, Argentina ha sido y es uno de los países donde operan muchas redes de Trata. Luego de la crisis económico-política del 2001 y debido a la devaluación de la moneda, esta situación podría haberse modificado para las extranjeras que vienen al país. Sin embargo, el porcentaje de mujeres inmigrantes se ha mantenido desde la década del ´90 y, además, “se ha producido un incremento del negocio de la Trata en los últimos cuatro o cinco años” (Chaer, 2006).

Anuncios

2 respuestas a Un poco de historia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s